Paga y señal por parte de las personas usuarias:

Las personas titulares de la vivienda de uso turístico pueden exigir a los usuarios que efectúen una reserva, un anticipo del precio que se entiende a cuenta del importe resultante de los servicios prestados. En este sentido para formalizar la reserva en nuestro establecimiento Masia d’Amer, solicitamos un pago adelantado mínimo del 25% del precio total de la estancia.

Cancelación de la reserva:

1. La vivienda de uso turístico está obligado a informar a la persona usuaria, antes de la formalización del contrato, sobre las cláusulas de cancelación.

2. El usuario tiene derecho a cancelar la reserva confirmada, sin penalización, siempre que se haga antes de los 15 días anteriores a la fecha de llegada, salvo pacto en contrario.

Fianza para posibles daños

La persona usuaria de la vivienda de uso turístico está obligada a realizar una paga y señal de 100 € para cubrir los posibles daños que se puedan ocasionar durante su estancia, que una vez finalizada serán devueltos si la vivienda se encuentra en perfecto estado.